• 06 JUN 15
    El embarazo paso a paso: 37 a 40 semanas

    El embarazo paso a paso: 37 a 40 semanas

    A partir de la semana 37 la gestación se considera a término. Esto significa que en caso de que se produjese el parto los pulmones y demás órganos del bebé estarían preparados para funcionar de forma autónoma sin la ayuda de la madre. A estas alturas del embarazo la mayoría de los bebés se encuentran en posición cefálica (de cabeza) y un pequeño porcentaje inferior al 5% están en podálica (los pies o las nalgas están en la parte de abajo). Cuando esto ocurre tenemos 3 opciones: intentar un parto en presentación podálica, realizar una cesárea o intentar girar al feto para ponerlo en cefálica y tener un parto vaginal. Este proceso se conoce como versión cefálica externa y debe realizarse a partir de la semana 37 de embarazo. No se realiza en todos los hospitales porque requiere de profesionales entrenados. En el Hospital Clínico realizamos versiones cefálicas externas en todas aquellas pacientes que lo desean y que no tengan contraindicaciones, con un porcentaje de éxito del 50%.

    El bebé mide entre 45-50 cm y pesa entre 2700-3500g (valores que varían según el sexo), su piel cada vez tiene menos vérmix (capa de  grasa que recubre su piel) y su pelo y uñas son cada vez más largos. Estas últimas semanas el bebé engorda a base de acumular grasa debajo de su piel para poder controlar la temperatura cuando salga fuera del vientre materno.

    Es importante que la madre conozca los cambios que se van a producir estos meses.

    TAPÓN MUCOSO

    El tapón mucoso es una sustancia viscosa que puede expulsarse en estas semanas de gestación. A veces se acompaña de un pequeño sangrado, que nosotros llamamos marcado. El hecho de expulsar el tapón mucoso no significa que vaya a iniciarse el parto. De hecho no existe correlación alguna entre ellos, hay mujeres que expulsan el tapón mucoso y se ponen de parto y otras que tardan semanas en hacerlo.

    LAS CONTRACCIONES

    Es normal que al final del embarazo la embarazada tenga la sensación de que el abdomen se endurece al mismo tiempo que siente un dolor que le alcanza desde los riñones hasta el bajo vientre. Esto son contracciones y es habitual que aparezcan de forma esporádica e irregular y sobretodo cuando se acerca la noche. Tenemos que pensar que se está iniciando el proceso del parto cuando estas molestias aparecen cada 3-5 minutos durante 60 minutos. Esto no significa que el bebé vaya a nacer inmediatamente, hay tiempo de sobra, el parto es un proceso que dura horas, pero ya debemos preparar la cartilla del embarazo e ir hacia el hospital. Una vez allí el ginecólogo te hará un reconocimiento y decidirán la actitud a adoptar.

    LA BOLSA DE LAS AGUAS

    También es frecuente en estas semanas del embarazo que se produzca la rotura de las membranas amnióticas con salida de todo el líquido del interior. La rotura más habitual es la aguda en la que la mujer nota como cae líquido por sus piernas como si se orinase encima, pero no lo puede controlar. En cambio, aunque es infrecuente, existen roturas muy leves, fisuras, que no son tan evidentes y la embarazada puede tener la sensación de que moja la ropa interior, como si fuesen pequeños escapes de orina cuando realmente es líquido. El color y el olor en estos casos son diferentes. En cualquiera delas dos situaciones tenemos que acudir al especialista cuanto antes para que valore qué es lo que está ocurriendo y tome la decisión más adecuada.

    SANGRADO VAGINAL

    Ante un sangrado vaginal durante el embarazo hay que acudir a urgencias. Es importante descartar una placenta previa, o cualquier complicación que pueda estar ocurriendo.

    LOS MOVIMIENTOS FETALES

    Los bebés dentro del útero se mueven continuamente, pero también tiene periodos de menos movimientos que coinciden cuando están dormidos. Si la gestante percibe una dimsinución o ausencia de los movimientos del feto respecto a los días previos también lo tiene que consultar con el ginecólogo.

    PRUEBAS DIAGNÓSTICAS:

    • TACTO VAGINAL: es un reconocimiento que realizan los ginecólogos y las matronas para valorar el grado de dilatación y borramiento del cuello del útero, datos que es importante conocer porque nos dan información acerca del proceso del parto.
    • EL RCTG: el registro cardiotocográfico es un aparato formado por un monitos y dos cabezales que se colocan sobre el abdomen de la embarazada para tener controladas durante un periodo de tiempo las contracciones uterinas (si las hay) y la frecuencia cardiaca del feto. Es habitual que al final del embarazo como parte de los controles de la embarazada se realicen RCTG.

     

    Dra. Sara Cholvi
    Nº colegiado: 23143
    Hospital Clínico Universitario de Valencia.