• 07 MAR 15
    Antes del embarazo…

    Antes del embarazo…

    Consulta preconcepcional

    Aproximadamente la mitad de los embarazos en España son planificados. Aunque por desgracia solo un 10% de las parejas acuden a una consulta preconcepcional. Si estás pensando en quedarte embarazada lo mejor es prepararse para ello. De la misma manera que para subir a la cima de una montaña tendrías que entrenarte, si te entrenas para el embarazo llegarás a la cima con más éxito. La manera de hacerlo es la llamada consulta preconcepcional donde podrás hablar con tu ginecólogo o con tu médico de atención primaria, quien te dará una serie de consejos, despejará dudas que puedas tener y preparará tu cuerpo de manera que sea el mejor lugar que tendrá para crecer tu bebé.

    Los objetivos de esta consulta son básicamente tres:

    1. Evaluar el riesgo.
    2. Acciones educativas y promotoras de la salud.
    3. Suplementación farmacológica. 

    1. EVALUAR EL RIESGO

    Es importante evaluar el riesgo preconceptivo de todas las mujeres que acuden a la consulta. Para ello se debe realizar una entrevista con la paciente y con su pareja con el fin de conocer los antecedentes médicos y ginecológicos así como los familiares y de esta manera establecer el riesgo individualizado de cada mamá de cara al embarazo. El especialista debe conocer si padeces alguna enfermedad que requiera controles más exhaustivos del embarazo o un seguimiento en las consultas de alto riesgo obstétrico, si en tu familia existe alguna síndrome o patología que pueda heredarse, si llevas al día las revisiones ginecológicas o si tu nutrición es la adecuada para el momento en el que te encuentras.

    Se te realizará una analítica donde se evaluarán parámetros como la hemoglobina, la hormona tiroidea, tu grupo y RH y una serología para determinar si estás vacunada de la Rubeola o si eres inmune o no a la Toxoplasmosis. Además, en el caso en el que haga tres o más años que no te realizas una revisión ginecológica con citología deberías realizártela ya que es el mejor método de screening que existe hasta el momento para prevenir el riesgo de cáncer de cuello de útero.

    En el caso de padecer alguna patología como por ejemplo diabetes mellitus, hipertensión arterial, problemas de coagulación, epilepsia, cáncer, asma u otro problema, la importancia de esta consulta es todavía mayor ya que existen fármacos que están contraindicados en el embarazo y es en primer trimestre de gestación, casi cuando todavía no sabes que estás esperando un hijo, cuando más les puede afectar de forma negativa.

    2. ACCIONES EDUCATIVAS Y PROMOTORAS DE LA SALUD

    Una de las acciones más importantes es la nutrición. Debe ser equilibrada, si padeces sobrepeso se debe valorar una perdida de peso, evitar un consumo excesivo de cafeína y consultar sobre la toma de determinados tratamientos de herbolario. Durante el embarazo deberás llevar una dieta sana y equilibrada donde estén incluidos todos los nutrientes por lo que el mejor momento para empezarla es este.

    En cuanto a los hábitos, se sabe que la droga más consumida en nuestro país es el tabaco y es una de las sustancias que más afectan negativamente al embarazo favoreciendo retrasos del crecimiento del bebé o induciendo patologías como la preeclampsia. Lo mejor sería abandonar el hábito y si no es posible por lo menos disminuir la cantidad. El alcohol no sólo es nocivo para tí sino también para tu hijo ya que es promotor de malformaciones y enfermedades graves en él. Por supuesto, otras drogas ilegales pueden ser horribles en para el crecimiento fetal e incluso producir la muerte en el interior del útero.

    El ejercicio es siempre bueno para la salud y por tanto también lo es antes y durante el embarazo siempre y cuando no lo contraindique tu médico. Es bueno para la mente y para el cuerpo y es por ello que se recomienda de manera siempre moderada.

    3.  SUPLEMENTOS VITAMÍNICOS

    “Cada segundo en la pista, es un segundo menos que te queda para llegar a la meta” – Carl Lewis

     ¿Por qué debo tomar vitaminas antes del embarazo? ¿Qué beneficios aporta el ácido fólico? Es una pregunta que muchas mujeres os hacéis. Existe la idea equivocada de empezar a tomar vitaminas o ácido fólico una vez ya estás embarazada pero lo que muchas personas no saben es que el beneficio del ácido fólico comienza hasta dos meses antes del embarazo. El ácido fólico previene los defectos del tubo neural del feto ya que es componente imprescindible para la formación del ADN. El otro complemento vitamínico clave es el yodo, en el organismo, es el encargado de la formación de las hormonas tiroides y previene de patologías derivadas de estas hormonas. Por tanto, desde antes de quedarte embarazada hasta la semana 12 aproximadamente es importante que tomes un complejo vitamínico con Acido Fólico y Yodo para posteriormente pasar a otro con más componentes que te ayudarán a tí y a tu bebé a estar sanos.

    Es muy importante por tanto que antes de quedarte embarazada prepares tu cuerpo y también tu mente, no solo tu sino también los que te rodean para así hacer del embarazo algo único y bonito y conseguir alcanzar la cima más alta.

     

    Enlaces de interes:
    http://www.natalben.com/antes-del-embarazo

     

    Dra. Carmela Llinares
    Numero colegiada: 464623154
    Hospital Clinico Valencia